3 de agosto de 2012

Lo que nos gusta Vs. lo que nos conviene

No nos gustan los cambios, no nos gusta romper nuestras rutinas, éstas nos ahorran  energía, ansiedad, tensión y estrés, además optimiza el rendimiento, la experticia y la eficiencia. No obstante, esto va en contra de la optimización del rendimiento cerebral, de la explotación de las potencialidades mentales que tenemos y favorece el atrofiamiento del ese maravilloso órgano que poseemos. Por otra parte, aferrase a las rutinas contribuye a la aparición de enfermedades o problemas degenerativos.

Según Shlomo Breznitz  "tienes que forzarte a exponerte a la necesidad de cambiar" 


El conocimiento acumulado de poco vale si no se usa, si no se somete a validación o a una aplicación práctica: aprender un nuevo idioma, enfrentarse a los retos de viajar o las opiniones diferentes de las otras personas que nos nuestren una perspectiva distinta del mundo o un cambio de trabajo...


Aprovechemos este tiempo, en el que las circunstancias socioeconónicas y políticas del país y del mundo en general  nos están empujando a tener que asumir muchos cambios, cambios que nos resultan estresantes, pero que nos da la oportunidad de fortalecernos y de entrenar nuestros cerebros en el desarrollo de nuevas habilidades. Igualmente la disposición de las tecnologías y el acceso a la información y al conocimiento nos invita a ello y nos abre el abanico de posibilidades para la acción y para el aprendizaje continuo.

Dejamos una entrevista al autor:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada