4 de noviembre de 2010

¿Qué supone para una empresa usar redes sociales?

Las empresas forman redes de personas, están llenas de transacciones de todo tipo y, sin duda no podrían existir sin contactos, no son una isla. No obstante, cuando se habla de rede sociales, tipo Facebook, en realidad se habla de los servicios de redes sociales y es aquí donde surge el tema ¿cómo? Usar las redes sociales está en la mira de muchas empresas ya sea para sus campañas de marketing, comunicación interna o contacto. Por eso hemos visto conveniente revisar este post (theslogan.com) que nos recomienda cinco consejos para que las empresas aprovechen las redes sociales.

Cinco consejos para que su empresa sobreviva en una red social

Retwittear, recomendar o hacerse fan. Estas son las nuevas armas para cientos de empresas que comienzan a descubrir el poder de las redes sociales como nueva fórmula para promocionarse y fidelizar clientes.

El principal problema al que se enfrentan no es conseguir llegar hasta el complejo mundo de las redes sociales sino hacer buen uso de ellas y ser eficaces.

Pero, ¿qué supone para una empresa saber usar redes como Facebook o Twitter? Según un estudio elaborado por Hotwire y Vanson Bourne a consumidores de Reino Unido, Francia, España, Alemania e Italia, la influencia que tienen las redes sociales en las decisiones de compra de los consumidores es cada vez mayor, sobre todo por la interactividad que éstas brindan entre todos sus usuarios.

"Recibir recomendaciones se ha convertido en un hábito cada vez más valorado por los consumidores, que tras recibir la opinión de otro usuario son más propensos a actuar o a comprar", asegura Amy García, Managing Director de Hotwire España.

A pesar de las evidentes ventajas que pueden aportar las redes sociales, el miedo de la mayoría de compañías a aventurarse en esta "jungla" social donde cualquiera puede opinar, criticar o recomendar, es uno de los principales frenos para que grandes y pequeñas empresas apuesten por su inmersión en ellas.

En este contexto, el medio español Expansión.com elaboró cinco pautas imprescindibles para lograr un uso eficiente de las redes sociales:

1. Antes de abrir un perfil se necesita planificación

Toda empresa que desee crear una cuenta en una red social debe tener en cuenta que no se trata de un mero perfil corporativo, por lo que es necesario elaborar una estrategia previa en la que hay que determinar cuál es el público objetivo y por qué vía nos acercaremos a él.

Uno de los mayores errores cometidos por la mayoría de las empresas es la falta de planificación. "Un esfuerzo inicial por conseguir 'fans' o 'seguidores' en las principales redes sociales es insuficiente sin un trabajo continuado por mantener la atención de los consumidores", asegura Amy García.

2. Provisionarse de los recursos necesarios para su mantenimiento

Una vez creado el perfil y con algunos seguidores o fans en la cuenta de amigos, es necesario contar con el feedback o respuesta de los usuarios.

"La interactividad es uno de los principales objetivos para mantener viva la red social ya que aporta un valor añadido a los productos de la empresa con las opiniones, críticas o consejos de los internautas", comenta García.

Conseguir esta dinámica dependerá en buena medida de la variedad de contenidos y su adecuación a cada red social, labor que puede estar desarrollada por un Community Manager, que es la persona encargada de crear, gestionar y dinamizar una comunidad de usuarios en Internet.

3. No imponga sus tácticas a la fuerza

De poco sirve enviar mensajes corporativos o, una vez identificado dónde se congregan los consumidores en el espacio online, bombardearlos con sus mensajes de ventas.

Según la empresa de comunicación Hotwire, la mayoría de las compañías cometen los mismos errores a la hora de crear perfiles en redes sociales.

"Muchas abren cuentas en Facebook o Twitter para emitir información corporativa y esto no interesa al consumidor de este tipo de páginas", señalan.

Por ello, tal y como explica García en las declaraciones citadas por Expansión.com, "es importante diferenciar la red social en la que se introduce la empresa para saber seleccionar el tipo de información que requieren los usuarios. No es lo mismo dirigirse a un contacto en Linkedin (red profesional) que en Facebook".

4. Atención al poder de Facebook y Twitter

Facebook es la red social que mejor funciona en cuanto a recomendaciones de usuarios y es también la que más influye en los consumidores, según el estudio de Hotwire.

Concretamente, un 70% de los encuestados siguió las recomendaciones recibidas mediante Facebook en cuanto a posibles compras, mientras que solo un 10% hicieron lo mismo en Twitter y un 6% en YouTube.

Según Hotwire, "la clara mayoría lograda por Facebook parece derivada de la principal característica del sitio: el hecho de poder elegir a tus amigos y personalizar la cantidad de acceso que tienen a tu propio perfil promueve la credibilidad de las recomendaciones que te llegan, frente a lo que sucede en sitios como Twitter y Youtube, donde el acceso se concede a todo el mundo".

Sin embargo, Twitter también puede ser un buen arma empresarial. La red de microblogging permite dirigirse a aquellos interesados en una empresa mediante búsquedas con palabras clave y puede emplearse para mejorar los mecanismos de atención al cliente, permitiendo la promoción y la respuesta a problemas en tiempo real.

5. Demostrar que hay personas detrás de la marca

La estrategia que mejor funciona entre los consumidores es un trato personalizado, directo y con una respuesta con la mayor brevedad posible.

Es fundamental ser honestos, transparentes, afrontar las crisis de reputación de manera coherente, identificar a los clientes más activos con nuestra marca y premiarlos, incentivar el feedback, no usar las redes sociales para comunicar aquello que no se transmitiría a la cara y, por supuesto, no hacer autobombo constante del propio negocio ni decantarse por participar activamente de la conversación (theslogan.com).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada