28 de octubre de 2010

¿Humanización 2.0?

¿Mira por dónde? Siempre hemos oído hablar que la tecnología deshumaniza las relaciones, inhibe la comunicación o vuelve artificial la amistad… No obstante, hablar de las tecnologías 2.0 es hablar de un carácter marcadamente relacional, de participación colectiva, global y colaborativa. Esto es, ¿la web 2.0 está humanizando las relaciones en Internet?

Desde que nuestra empresa ha apostado por la comunicación 2.0, la participación y el arraigo con más personas con las que compartimos ideas o metas es más que constante. Lo que creemos es que la Web 2.0 nos está recordando, a cada momento, que las empresas son personas… aquí está el detalle y éxito de estas tecnologías.


Al respecto destacamos un post que nos llamó la atención sobre la humanización de las empresas –obviamente, las que no eran humanas del todo- con tecnología. Allí se identifican los factores clave que mueven esta interacción en las redes sociales (dosensocial):


Deefinen una personalidad.
Crean una identidad que es la que les permite socializar.

Se comportan como uno más.
Todos somos iguales, no hay niveles. Ya no es más el gran corporativo o incluso la empresa mediana, que muchas veces las personas ven muy lejanas.

Hablan de forma casual.
Ahora las empresas hablan en el mismo lenguaje, tono, estilo, nivel que su público, como si estuvieran en una reunión social.

Se quitan la corbata.
Aquí las reglas son poco rígidas, menos frías y más cálidas.

Conversan uno a uno.
Son capaces de establecer diálogos directamente con la gente, no solo a nivel grupo, sino de forma individual.

Escuchan.
Permiten que las personas sientan que les prestan atención, que son tomadas en cuenta.

Saludan como si se conocieran personalmente.
Pueden darse el lujo de ser amigos de sus seguidores, de darles los buenos días, de sugerirles qué hacer, etc.

Juegan.
La interacción es tal que es posible que las empresas y su vocero en un momento dado, puedan generar tanta confianza que haya oportunidad de divertirse juntos.

Establecen relaciones.
Con la interacción entre la empresa y la comunidad que la sigue, es posible crear vínculos, que generan lealtad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada